954 93 76 76

Test de Hidrógeno Espirado

test hidrogeno espirado

¿Para qué sirve?

El Test de Hidrógeno Espirado sirve para detectar si tiene una intolerancia a azucares, fundamentalmente a la lactosa, aunque también sirve para medir intolerancia a otros azúcares como fructosa, sorbitol, sacarosa, etc.. Si existe intolerancia a estos azúcares, no se absorben en el intestino y producen síntomas como distensión y dolor abdominal, gases y alteración del hábito intestinal.

El sobrecrecimiento bacteriano se produce por el crecimiento de un número excesivo de bacterias en nuestro intestino delgado, generalmente favorecido por determinadas enfermedades o procesos quirúrgicos, toma crónica de protectores gástricos o uso de antibióticos. Esta enfermedad produce síntomas muy parecidos a las intolerancias anteriormente descritas.

Preguntas frecuentes

El test se realiza soplando en un aparato, realizándose una primera medición basal para después suministrar el sustrato (lactosa, sacarosa, fructosa, sorbitol, …) disuelto en un vaso de agua. Posteriormente se irán tomando muestras de aire cada 15 a 30 minutos durante 90 a 150 minutos (según el test).

La exploración no es dolorosa y carece de riesgos relevantes, aunque durante el estudio, si es intolerante, puede presentar síntomas similares a los que ya padece todos los días (distensión abdominal, gases, movimientos intestinales o incluso diarrea).

Procurar no tomar frutas ni verduras el día anterior, venir en ayunas de unas 8 horas, no masticar tampoco chicles ni caramelos, no fumar 2-3 horas antes del estudio y no haber tomado antibióticos en los 15 días previos.

Una vez realizada la prueba, puede tener algunas molestias, pero estas son pasajeras y generalmente puede volver a su actividad normal sin ningún problema.